Es la ciencia que estudia la elección y el proceso que realiza el organismo cuando asimila los alimentos para su correcto funcionamiento. No se trata de la imposición de dietas, sino de la propuesta de un programa de alimentación ajustado a las necesidades e instintos naturales del cuerpo. Este programa toma como base los ciclos de funcionamiento del cuerpo, para definir qué y cuándo comer, y cómo combinar los alimentos.

¿Cuál es su objetivo?

El fin es recuperar naturalmente la salud y el equilibrio perdidos, brindando respuestas para muchas enfermedades que la medicina tradicional no puede resolver con fármacos.

El mecanismo por el que esta alimentación mejora la salud, está relacionado con su riqueza en minerales, antioxidantes, fitoestrógenos y aminoácidos de fácil asimilación, que potencian de forma natural la respuesta celular.

¿Cuáles son sus beneficios?

Si al cuerpo le damos lo que necesita, no solo ayudamos a prevenir, curar y mejorar la calidad de vida, sino que también favorecemos el tránsito intestinal y la constipación. Además, ejerce un importante papel en la prevención del cáncer, la obesidad y la diabetes, ayudando a reducir los niveles de colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

¿Cómo empezar?

Es sencillo, nos ayuda a ahorrar tiempo en la cocina y resulta más económico. El primer paso es alimentarse a partir de los alimentos fisiológicos, que son aquellos que necesita nuestra estructura corporal.

Hay alimentos que actúan en el organismo manteniendo a salvo la función fisiológica a salvo, por lo que si conocemos sus propiedades y sabemos combinarlos correctamente, lograremos poner en orden nuestro cuerpo.

La calidad de los alimentos que ingerimos es lo que priorizamos con respecto a la cantidad, es decir, que no importan las calorías. El alimento es el que hará que el cuerpo se sacie.

¿Cómo son los alimentos de hoy en día?

Alimentos industrializados.-alimnetosindustrializados

El consumo de alimentos altamente modificados con aditivos, sustancias que son ajenas a nuestro organismo, se comportan como verdaderos venenos, intoxicando en lugar de nutriendo. Este tipo de sustancias son perjudiciales aún en dosis mínimas.

Alimentos no fisiológicos.-

Estos alimentos no están adaptados a nuestra fisiología, por eso el residuo que no se asimila, se acumula en forma de toxinas en el organismo. Esto causa una diversidad de complicaciones crónicas, como: inflamación, estreñimiento, desequilibrio de la flora intestinal, pesadez, falta de energía…

Algunos quedan adheridos a la mucosa intestinal, y otros penetran en ella, pasan a la sangre, y ocasionan colapso hepático, daños en el sistema inmunológico y alteraciones mentales.

¿Cuál es la solución?

Ya lo decía Hipócrates, el padre de la medicina, hace más de 2.000 años: “Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”. La Alimentación Biológica logra eliminar las toxinas, limpiar el aparato digestivo y la sangre, y es de fácil digestión, por lo que no deja residuos, las funciones orgánicas mejoran su actividad y todo el organismo se ve beneficiado. La mejor dieta es la que contiene alimentos ricos en vitaminas, que evitan los efectos degenerativos de los radicales libres, y en minerales, tonificantes y purificadores.

¿Puedo bajar de peso?

Un organismo con exceso de peso ha acumulado toxinas en su tejido adiposo. La base de la pérdida de peso empieza limpiando el organismo para liberar dichas toxinas y regular las ingestas, acorde a los biorritmos y respetando las variables hormonales de cada paciente.

Recuerde: no se trata de contar calorías, de prohibiciones ni de pasar hambre; sólo es necesario cambiar el patrón cultural que nos fue inculcado como saludable y adoptar un nuevo estilo de vida.

¿Puedo comer fuera de casa y mantener la misma alimentación?

El temor a caer en la tentación y “saltarse” la dieta no es necesario siguiendo las sencillas instrucciones de nuestra Guía de Nutrición, siendo posible cuidarse comiendo fuera de casa.

¿Qué ofrecemos en CIMEB?

En nuestro centro contamos con médicos y nutricionistas especializados, que contemplan todas estas características y personalizan la alimentación según los gustos y hábitos del paciente, ayudando a descubrir una nutrición energética y saludable.

Además ofrecemos apoyo durante la transición en el cambio de hábitos, para que ésta sea fácil y rápida; recetarios con nuevas ideas para incorporar en la alimentación diaria, y acompañamiento personalizado, para una adaptación paso a paso a la nueva alimentación y sus beneficios.

189410-farmacia-hernandez-optica-moctezuma-nutricionista-con-frutas